Ca la Font usa cookies propias y de terceros, Google Analytics, para recopilar información para facilitar y optimizar la visita por la web. Pues aceptar o denegar su uso sin que te afecte en la navegación por la página web. Más información en la página de Política de cookies.

La clienta

Siempre que pueda guarde los envases vacíos. El retorno de envases vacíos se hace a partir de seis unidades, independientemente del tamaño de cada uno.
Estos seis envases vacíos, que normalmente no se dan de una vez, será en una tanda de pedidos en función del volumen de cada uno.

Cuando se tengan los envases vacíos, conviene hacerlo saber a Ca la Font vía correo electrónico, calafont@calafont.cat, o por WhatsApp para que lo sepa y pueda preparar su retorno.

Es importante poner los envases vacíos en la caja respetando las particiones de dentro. También, hay que cerrar bien la caja y pegar encima la etiqueta de envío que suministrará Ca la Font.



Ca la Font

Ca la Font sabe cuántos envases tiene distribuidos entre las clientas, pero no sabe en qué condiciones se encuentran. Cuando una clienta hace un pedido y supera el total de seis unidades ya se prepara para preparar un retorno de envases.

Cuando la clienta hace saber que tiene seis envases a punto, se espera a recibir un pedido nuevo para efectuar el retorno.
En este pedido nuevo, la caja utilizada para el envío del pedido será la que se utilizará para hacer el retorno.
El retorno se pactará con la clienta, pero lo habitual es hacerlo al día siguiente de entregar el pedido.

Ca la Font enviará una etiqueta de envío en formato PDF que se imprimirá y pegar en la parte superior de la caja. También, habrá que cerrar bien la caja.
Los portes de retorno son asumidos por Ca la Font. La clienta no tiene que pagar nada.