Ca la Font usa cookies propias y de terceros, Google Analytics, para recopilar información para facilitar y optimizar la visita por la web. Pues aceptar o denegar su uso sin que te afecte en la navegación por la página web. Más información en la página de Política de cookies.

Avellana virgen

8,75 €
Avellana virgen
  • Avellana virgen

Avellana virgen

8,75 €

El aceite virgen de avellana es excelente para hacer masajes portando aceites esenciales. Recomendado para el tratamiento para pieles grasas, cabello y uñas.

Peso

 

¡Envases retornables!

 

Envio gratis a partir de 49 €

 

Comprando aquí mejoras el medioambiente.

Descripción


El aceite virgen de avellana se obtiene, de la primera presión en frío, de la avellana del avellano (Corylus avellana).
El avellano es un árbol que mide entre 3 y 8 metros de altura. Su floración es en la primavera (hemisferio Norte).
El avellano es originario de Asia y Europa. Es muy apreciado por sus propiedades nutritivas, cosméticas y beneficiosas para la salud.


Propiedades y características


El perfil lipídico del aceite virgen de avellana contiene principalmente los siguientes ácidos grasos: Palmítico 6%, Esteárico 3%, Oleico 83% y Linoleico 7-10%. También contiene proteínas (aminoácidos), vitaminas (A, B3, B9, A, C y E) y minerales (potasio, fósforo, calcio, magnesio, sodio, selenio, hierro, zinc y iodo).
Es astringente, tonificante, vasodilatador y antioxidante.

Es un fruto seco apreciado en alimentación y con propiedades que lo hacen especialmente indicado en pediatría, y estética en pieles sensibles y mixtas grasas.


Usos y aplicaciones


El aceite virgen de la avellana es especialmente bueno para el cuidado de la piel, del cabello y de las uñas.
Ayuda a reducir la hiper seborrea del cuero cabelludo y pieles grasas.
Ayuda a retrasar el envejecimiento (tratamiento de arrugas y marcas de la piel).
Muy apreciado en estética y terapéutica incluso es de los aceites de elección en los masajes de pediatría, por su agradable olor y optima penetración.

 
Los bebés tiene una piel especialmente delicada que se ve perfectamente nutrida con el aceite de avellana tanto puro para hacer masaje como base para terapéuticas.

 
Tiene un tacto fluido y muy agradable además de aportar una combinación de aceites esenciales que reequilibran el manto lipídico de la dermis hidratando y nutriendo. Es un gran regulador sebáceo y tiene alto poder de penetración en la piel.



Sugerencia


Bebés : Después del baño o de cambiar el pañal practicar un suave masaje con aceite virgen de avellana ayuda a mantener la hidratación de la piel y evitar irritaciones.

AVAVV0060

Ficha técnica

Concentración del producto
100%
Componentes de origen natural
100%
Componentes sintéticos
0%

Referencias específicas

ean13
8436553166139